El Misterio del Vinilo

Publicado: 18 de abril de 2012 en Equipos de Sonido, General, Producción 5.1, Varios

Vinilo

1)      Es un formato análogo. Debido a que el vinilo es un medio analógico, una grabación tiene en teoría una frecuencia de respuesta que va “hasta la luna”. Hablando en serio, va más allá de los límites de audición que se consideran en los libros referentes a audio. Es fácil caer en el debate de si eso realmente importa o no. Algunos científicos del audio te dirán que podemos sentir el detalle de los armónicos más allá de los 20 Khz, añadiendo más realismo a una grabación, mientras que otros apuntan a una montaña de datos que muestran que esta teoría es una tontería.

 Dicho esto, es seguro que un vinilo suena mejor que un CD, ¿No es así? La respuesta superior de un CD está situada teóricamente alrededor de los 22 Khz, gracias a la frecuencia de sampleo de 44.1 Khz que usa el CD y que algunos laman Frecuencia de Nyquist, esta establece que no puedes tener una respuesta en frecuencia que vaya más allá de ½ de la frecuencia de sampleo. (De otro modo, se tendrían desagradables ruidos digitales). Lo que realmente ocurre en la vida real es que se utiliza un filtro para mantener esa respuesta en frecuencia bajo la frecuencia de Nyquist, y ese filtro introduce su propio set de “artefactos” (Ruidos).  Esta es una de las razones por las que algunos reproductores de CD/DVD son tan caros; Debido a que tienen filtros mucho mejores.

Si sumamos todo esto, al parecer hay algo en las frecuencias superiores en los vinilos que nos gusta escuchar. Lo que puede ser discutible, pero que nos gusta.

2)      ¿Fue el Máster Análogo? El vinilo realmente ayuda al sonido y la sensación de un Máster digital, especialmente si este fue hecho con una alta frecuencia de sampleo como 96 o 192 Khz, pero realmente suena muy bien si la fuente es originalmente un Máster proveniente de una cinta análoga magnética. Sigue sonando muy bien si la fuente se hace desde un CD a  44.1 Khz, pero no tan bien como un máster de alta resolución digital, o un máster análogo. Si, es mejor que el CD, pero no tienen ni cercanamente la profundidad y el “aire” que tiene un Máster análogo. Es por eso que se tiende a preferir las reediciones en vinilo de los discos clásicos.

 3)      El vinilo está sujeto a la degradación sonora. El gran inconveniente del vinilo es que desde la primera vez que se reproduce, sufre una degradación sonora. Piensa en ello. Tienes una capsula de diamante (Que sabemos, es el material natural más duro que conoce el hombre), que está constantemente rasgando los suaves surcos hacia arriba, y hacia abajo. Luego de 10 reproducciones o más, jamás vas a volver a escucharlo tan bien nuevamente. Después de 20, estas escuchando un montón de ruido de fondo, clicks y pops. A pesar de que sucederá de forma gradual, no lo notarás inmediatamente pues te acostumbraras poco a poco. Al igual que la cinta magnética cuando pierde oxido al pasar a través del cabezal y es sometida a fricción. La primera reproducción es siempre la mejor.

Estas son solo algunas de las cosas en las que hay que pensar sobre cómo suena y se comporta un vinilo. ¡Ahora ve a tu tienda de discos favorita y compra uno!

Si deseas saber más sobre la grabación del vinilo y su fabricación. Hay algunas fotos microscópicas de los surcos, de diferentes grabaciones en vinilo en “The Mastering Engineer’s Handbook”

Articulo Original por Bobby Owsinski. Traducción: Juan Soriano

http://bobbyowsinski.blogspot.com/2012/03/mystery-of-vinyl.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s